¿Cómo puedo aprender idiomas más rápido?

¿Cómo puedo aprender idiomas más rápido?

0 Flares 0 Flares ×

¿Cómo puedo aprender idiomas más rápido?

¿Se imaginan lo maravilloso que sería memorizar cientos de palabras nuevas en una sentada? Para quienes estamos en el proceso de adquirir una segunda lengua, recordar el nuevo vocabulario se puede tornar tanto frustrante como atemorizante. Es casi como nadar en mar abierto, con cadenas de una tonelada, manos atadas y… bueno, ustedes entienden, lo desconocido es intimidante, y hay muchísimo de desconocido en un idioma extranjero.

¡Que no cunda el pánico! Hay técnicas que pueden ayudarte a memorizar prácticamente cualquier cosa, y estoy a punto de recomendarte una muy útil que podrás incluir en tu proceso de aprendizaje.

Los griegos lo empezaron todo

Como decía Sir Henry Maine, nada se mueve en este mundo si no es griego en su origen, y es que los antiguos griegos son los creadores de la primera nemotécnica que existe. La llamaron Loci, un sistema de memorización inventado por Simonides de Ceos que consistía en unir nuevas ideas con lugares (Aaronson, 1958). Es decir, para recordar partes importantes de sus discursos, los primeros oradores asociaban sus ideas con secuencias o planos de alguna locación conocida. De manera que si necesitaban recordar, daban un paseo por esa locación (en sus mentes, con el poder de la imaginación) y así estimulaban las ideas. No es un concepto difícil de entender: tomamos algo que nos parece difícil de recordar, en este caso el discurso, y lo llevamos a un lugar en nuestra mente en el que nos sentimos cómodos. Como consecuencia, es más sencillo acordarse.

Codificación semántica.

En la actualidad, consideramos que loci es una técnica muy limitada. Estudios como los de Nelson, Reed y McEvoy han probado que los lugares mentales no son las únicas herramientas para mejorar nuestra memoria a largo plazo. Podemos recordar cosas más rápidamente si asociamos la nueva información con cualquier cosa que nos haga sentir cómodos.

Su investigación se centra en las imágenes. Ellos afirman que nuestros cerebros son capaces de conservar el recuerdo de una imagen cuando la llenamos de algún significado especial. Esto es llamado decodificación semántica, cuando miras una imagen o adquieres una nueva información e inmediatamente la decodificas relacionándola con, por ejemplo, una experiencia significativa de tu vida.

Si quieres recordar una palabra compleja, como Flugzeug (avión en alemán), deberías intentar asociarlo con tu último viaje a Canadá. ¿Tomaste una foto con tu teléfono? Entonces la tecnología está por hacerte el trabajo incluso más fácil. Con Vocapp, nuestra aplicación para smartphones, puedes crear tu propia tarjeta flash para aprender idiomas. Es muy simple, vas a “añadir fichas” y después de darle un nombre, elije una imagen de tu galería, algo que sientas representativo y Vocapp hará el resto.

¿Qué puede hacer Vocapp por ti?

En 1970 Sebastian Leitner diseñó un sistema de memoria que consistía en la repetición de fichas clasificadas por niveles de dificultad. Vocapp ha mejorado el algoritmo de Leitner para memorizar y lo adaptó a las nuevas tecnologías informáticas. Tomando en consideración los estudios de Leitner y la curva del olvido, la aplicación sabe cuándo estás más dispuesto a aprender y cuándo no, cuándo olvidas palabras y cuándo es necesario mostrártelas de nuevo para que refuerces el conocimiento obtenido.

Con Vocapp puedes involucrar todos tus sentidos al aprender idiomas. Solo tienes que gestionar tu propio grupo de fichas o descargar un curso preparado por los profesores de Varsovia, el equipo de Vocapp o cualquier otro usuario alrededor del mundo. Hay más de 2.000.000 de tarjetas flash y cada día ese número va creciendo.

Nunca te aburrirás, no dejarás de aprender y, relájate, no necesitas jactarte de poseer la memoria prodigiosa de Dave Farrow. Vocapp lo hace simple y amigable y estamos en constante búsqueda de nuevos métodos para enseñarte.

REFERENCIAS

 

Aaronson, S. (1985). The use of study maps and visual mnemotechnics as an aid to recall. Literacy Research and Instruction, 24(3), 97-105.

Ardila, R. (2001). Psicología del aprendizaje. Siglo xxi.

Nelson, D. L., Reed, V. S., & McEvoy, C. L. (1977). Learning to order pictures and words: A model of sensory and semantic encoding. Journal of Experimental Psychology: human learning and memory, 3(5), 485.

 

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 0 Flares ×
Add Comment Register



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 0 Flares ×